Barcos en Botella

MUSEOS
BOTELLAS para BeB

Para empezar elegiremos una botella adecuada al trabajo a realizar. Otros autores dicen que lo primero que se necesita para hacer un BeB en un buen amigo con el que beberse el ron que contiene la botella. Que no nos ciegue el alcohol porque la botella elegida deberá poseer varias características.
A ser posible, no deberá tener estrías en el cuello como las de un tapón de tipo rosca, a no ser que se vayan a disimular con algún elemento (cuerdas, nudos). Actualmente hay pocas botellas que no tengan un tapón de rosca o algún resalte para el tapón irrellenable.

Para disimular los resaltes del cuello de la botella, se recurre por ejemplo a ornamentarla con un nudo turco.
El cristal debe ser lo más transparente posible y no tener irregularidades. Muchas botellas que consideramos aptas para un trabajo no lo son después de una concienzuda limpieza y la eliminación de la consabida etiqueta. Todo se ve distinto cuando la botella contiene un líquido. Los defectos se ven bien si se intenta leer o ver a través de la botella; entonces veremos como o cuanto se distorsionan las letras pudiendo localizar posibles burbujas o irregularidades del cristal. Tengamos en cuenta que muchos detalles de nuestro trabajo se pueden perder detrás de estas irregularidades. Algunas botellas tienen una especie de costura en el sentido longitudinal de la misma; esta línea puede ser una gran inconveniente puesto que son dos y siempre hay una que se ve.
El cuello es también importante. Una botella de cuello largo tendrá un grado de dificultad más alto, cuando se vaya a trabajar dentro de ella con pinzas largas, que otra que tenga el cuello más corto con la que conseguiremos alcanzar un mayor ángulo de trabajo.
Hay que medir con cuidado el diámetro interior y la longitud del cuello que va a determinar la escala del modelo o al menos la pieza más grande que podamos introducir dentro de la botella.
Para medir el interior bastaría con fabricar una herramienta como la del dibujo con cartulina. La cartulina basculante se va recortando hasta que coincide con el mínimo diámetro interior a todo lo largo de la botella y en toda su circunferencia.

El tipo de botella a elegir dependerá también del estilo y el modelos a realizar. Botellas cuadradas, redondas, verticales, matraces de laboratorio. Tendremos en cuenta que las botellas cuadradas no necesitarán montarse sobre una peana ya que por sí solas tienen equilibrio estable al contrario de lo que ocurre con las botellas redondas.

En este sitio se pueden ver muchos tipos de botellas, aunque no todas son aptas para el trabajo que nos ocupa.

Una opción no desechable es el trabajar con botellas de diseño, de las que suelen contener un licor, frascos de perfume, botellas de laboratorio, ampollas de cristal, bombillas, etc..



MUSEOS
BOTELLAS para BeB